Un juez descongeló la cuenta de la empresa fantasma que recibió más de 223 mdp de SEDESOL.

Un Tribunal Federal  decidió descongelar las cuentas de la Comercializadora Devolviendo Confianza (CDC), empresa que otorgó servicios fantasma a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) entre 2014 y 2015 por un monto de 223.4 millones de pesos.

La Auditoria Superior de la Federación confirmó que CDC fue la beneficiaria final del monto millonario pagado por Sedesol, el cual estaba destinado en un inicio “para la difusión de programas sociales”, según lo informa el diario Reforma.

La orden emitida por el tribunal permitirá que los propietarios de dicha empresa fantasma, puedan disponer de nueva cuenta de los 223.4 millones de pesos

En febrero de 2016 la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda incluyó a CDC en su lista de personas bloqueadas y congeló la cuenta de la empresa por sospechas de lavado de dinero.

Fue hasta el pasado 27 de marzo que el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa revocó tal acción. Dando acceso a los recursos a los propietarios de la cuenta.

“La sociedad no se ve afectada por la concesión de la suspensión definitiva a CDC, en razón de que el Estado, a través de las autoridades competentes para investigar infracciones penales, puede perseguir el delito de lavado de dinero”, argumentó el tribunal.

Desde el 15 de marzo pasado, la corte había declarado inconstitucional la facultad de la UIF para congelar cuentas, por lo que esta decisión se veía venir.

A través de dos auditorías, las ASF encontró que entre 2014 y 2015 se firmaron más de 60 contratos con proveedores que supuestamente prestaron servicios a Radio y Televisión de Hidalgo (RTH).

Tras la investigación se demostró que el total del dinero entregado a RTH para la difusión de programas sociales, quedó finalmente en las manos de Comercializadora Devolviendo Confianza, la cual no pudo comprobar la prestación de algún servicio a cambio de los 223.4 millones de pesos.

El 23 de febrero, la ASF reveló que funcionarios de Radio y Televisión de Hidalgo fueron obligados a firmar contratos y transferir dinero a empresas y personas físicas con las que nunca tuvieron trato.

Los contratos para la entrega del dinero se habrían firmado en las oficinas de la Sedesol en la Ciudad de México en abril de 2015, cuando Rosario Robles era la titular de la dependencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *