Gobierno de Peña Nieto ataca a enemigos políticos

Fernando Rodríguez Sandoval, vocero del PAN, opinó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha construido una cortina de humo para desviar la atención de las acusaciones de corrupción del candidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade. En este sentido dijo que la PGR ha sido un instrumento del gobierno federal para centrar la atención en las acusaciones a Ricardo Anaya.

Rodríguez Sandoval hizo referencia al comunicado de la Secretaría de la Función Pública en donde se detalla que, respecto al desvío de 500 millones de pesos en el ejercicio de 2015 de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), se sancionaron al menos a 468 servidores públicos. Sin embargo, el vocero del PAN dijo que esto es completamente falso, ya que se si observa la página de transparencia y el registro de servidores públicos sancionados, solamente aparecen cinco personas de esta dependencia entre el 2016 y el 2017. Agregó que los del PRI son “corruptos y mentirosos que quieren engañar a la gente diciendo que sí actuaron cuando no actuaron”.

Cuando José Antonio Meade fue titular de Sedesol, al menos 500 millones de pesos fueron desviados mediante el esquema ya conocido de “La estafa maestra”, en la que las dependencias de gobierno firman contratos con universidades sin realizar licitaciones. A su vez, las universidades triangulan los recursos con diversas empresas, muchas de las cuales resultan ser fantasma.

Al respecto, Fernando Herrera, coordinador del PAN en la Cámara de Senadores, opinó que el titular de la PGR, Alberto Díaz Beltrán, está ocupándose del caso de Ricardo Anaya por mandato del gobierno federal, y dijo que sus funciones deberían garantizar orden a los mexicanos y no “ser instrumento de un partido político”. De la misma manera, Ricardo Anaya declaró que las acusaciones de lavado de dinero en su contra solo son una cortina de humo para desviar la atención de Meade.

Los senadores del PAN también se pronunciaron y solicitaron saber qué pasó con las denuncias que se debieron realizar en contra de Meade cuando fue secretario de Desarrollo Social. Demandaron a la PGR que informen sobre las investigaciones y que muestren si el dinero donado a diversas universidades fue triangulado mediante empresas fantasma. Según la información de Aristegui Noticias, los voceros han hecho lo imposible para que no se revele esta información y no se conozcan los resultados del órgano fiscalizador.

Entre las universidades se encuentran la de Nezahualcóyotl, la Politécnica de Texcoco y la Tecnológica del Estado de México. Según un reporte de la Auditoría Superior de la Federación, se puede notar que se realizaron varios cambios de fecha en los convenios para que los recursos se entregaran antes de que José Antonio Meade llegara como titular. Cuando se pidieron las comprobaciones, la Universidad de Zacatecas ni siquiera pudo demostrar los servicios prestados.

La PGR, un instrumento del gobierno federal

Asimismo, los miembros del PAN han señalado cómo la Procuraduría no ha dado seguimiento a este proceso que presentó la Auditoría Superior de la Federación desde inicios del 2016, Rodríguez Sandoval sostuvo que esta dependencia parece más ocupada en buscar cómo atacar a los adversarios políticos del gobierno de Enrique Peña Nieto, que en resolver estos actos de corrupción.

Ricardo Monreal, también entrevistado por Aristegui, opinó que estos agravios entre ambos candidatos muestran el estado de descomposición en el que termina el sexenio y lamentó que este desvío millonario se haya hecho en una dependencia que está dedicada esencialmente a ayudar a los más pobres. Dijo que es delicada la acusación hacia Anaya, pero que más allá de acusaciones, le gustaría ver campañas con propuestas y debates y no por escándalos de corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *