¿Cuál es el origen del Informador el diario “Independiente”?, el PRI

No tan independiente, pero si depende del PRI

El Informador es catalogado como un diario independiente de corte conservador a “su conveniencia”, su fundación fue el 5 de octubre de 1917 por Jesús Álvarez del Castillo. Las acciones siempre han permanecido en manos de la familia, hoy en día, el diario se encuentra en manos de Carlos Álvarez del Castillo, es un hombre especializado en los negocios de comunicación y de la información, llegó ser presidente del Patronato Museo del Periodismo y promotor de varias actividades periodísticas.
En al año 2001 fue el fundador de “Zafiro” imprenta cien por ciento tapatía y creada por el mismo Carlos Álvarez del Castillo es destacada por realizar su labor en artes gráficas, además que es líder en su ramo en el Occidente del País sus principales clientes son; Farmacias de Guadalajara, Soriana, Ford, el Club Deportivo Guadalajara Country, Telcel entre otras más. Por sus buenos contactos llegó a ser el presidente del Consejo Ciudadano de la Procuraduría General de la República del Estado de Jalisco.
A un año de su centenario, el Informador siempre ha recalcado que su único compromiso es con la ciudad y aunque no lo parece, debido a que el portal de transparencia de Gobierno nos encontramos con la sorpresa que en el año 2017 recibió 78 mil trescientos pesos en la presente administración priista del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz.
En diversas ocasiones ha recibido recursos de administraciones priistas, en el año 2013 al diario El Informador se le realizó la entrega de 98 cheques que van desde 6 mil 500 hasta los 174 mil pesos con la condición de inundar de información positiva de Aristóteles Sandoval tanto en su periódico como en su página web con el fin de construirle una imagen positiva y que es inexistente.
Uno de los grandes errores que ha cometido El Informador es evidenciar que vende su línea editorial al PRI, pues el mismo diario se ha encargado de pintar aquel mundo “rosa” que ha sido dictaminado por el autoritarismo priista y por si fuera poco autocensurar a sus propios reporteros por órdenes de los que pagan por mantener a flote al diario. Desde el día que El Informador aceptó el dinero del PRI empezó a servirse con la cuchara grande y el principal espectador es el mismo Carlos Álvarez del Castillo y no hará nada porque al dejar el beneficio dejará terminará de ser aquel periódico reconocido por todos y por supuesto perdería apoyo y respaldo de sus amigos priistas con quien se relacionó desde que tomó las riendas del periódico.
Sin duda el Informador ha recibido aplausos del PRI y sus personajes, por que ha realizado bien su chamba al manipular la información a su antojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *