Transan millonada con apoyos tras sismos. Investiga la CNBV a banco del Estado por irregularidades con damnificados

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) encontró irregularidades en el programa de tarjetas para los damnificados de los sismos de septiembre pasado.

Según la pesquisa, Bansefi emitió 4 mil 574 tarjetas para mil 495 beneficiarios; es decir, se hicieron 3,079 plásticos de más, y se transfirieron casi 69 millones de pesos.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) contactó a damnificados cuyos nombres aparecen con más de 34, 26, 18, 16 y 14 tarjetas cada uno.

Cinco de los 11 damnificados ubicados, a cuyo nombre se emitieron entre 34 y 10 tarjetas, viven en comunidades marginadas de Chiapas. Ninguno recibió tarjetas de más.

Incluso dos de ellos no han recibido ningún tipo de apoyo federal ni tarjetas.

“Yo no he recibido tarjeta. Por eso mi casa está como está, porque no la he reparado”, asegura Manuel de Jesús Hernández Camacho, quien aparece con 26 tarjetas emitidas, en las cuales se depositaron 390 mil pesos.

El 14 de noviembre, y a partir de reclamos de damnificados que detectaron dinero faltante en las tarjetas que recibieron, Bansefi presentó una denuncia ante la PGR para que se investigara la posible clonación de 57 plásticos en Oaxaca y Chiapas.

SIN SABER

A casi tres horas de Tuxtla Gutiérrez, en la comunidad de Tenochtitlán, Villaflores, Reynaldo Molina Espinoza trata de que su casa de adobe siga en pie cuatro meses después del terremoto. La noche del 7 de septiembre de 2017, el sismo de magnitud 8.2 sacudió tanto a su vivienda que algunos muros se deshicieron como si fueran un mazapán. El hombre de 56 años lleva varias semanas reconstruyendo esa casa que en su fachada aún tiene pintada de rojo la letra “D”, marca que, según les dijeron los peritos, determinaba que debía ser demolida.

Reynaldo decidió no tirarla y lo hizo por una razón práctica: como damnificado, sólo recibió una tarjeta de ayuda con 15 mil pesos “y eso no alcanza para hacer de nuevo la casa”.

Lo que Reynaldo Molina Espinoza no sabe es que en los registros del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) su nombre aparece en 34 tarjetas, a las cuales se les depositó un total de 510 mil pesos.

-¿Usted recibió más de dos tarjetas?, se le pregunta a Reynaldo, campesino que vive del cultivo de maíz y frijol.

-Yo sólo recibí una. A mí no me dieron más.

Como prueba, Reynaldo saca, de una bolsa de plástico, el sobre y el papel en donde venía la única tarjeta -cuyos cuatro últimos dígitos son 3892- que le entregó personal de Bansefi.

En una investigación realizada por la CNBV -a la cual Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) tuvo acceso-, el nombre de Reynaldo Molina Espinoza aparece como parte de mil 495 casos de damnificados a los que Bansefi emitió muchas más tarjetas de las que tenían derecho.

En la investigación de la autoridad bancaria se mencionan los 11 nombres de los damnificados a quienes se les emitieron el mayor número de tarjetas, entre 34 y 10 para cada uno, todas con fondos.

Además, señala que otras mil 484 personas están registradas con dos y hasta ocho tarjetas de débito cuando sólo les correspondería una, pues son las que se emiten para disponer de efectivo.

Tras el sismo del 7 de septiembre el Gobierno federal anunció que se apoyaría la reconstrucción de las casas con recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), los cuales entregaría Bansefi a través de tarjetas de débito y monederos electrónicos. Las observaciones en la investigación de CNBV, se enfocan sólo a las tarjetas de débito duplicadas.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) fue la encargada de realizar el censo de damnificados, el cual entregó a Bansefi para que depositara el dinero del Fonden a las tarjetas.

El 14 de noviembre, y a partir de los reclamos de damnificados que detectaron dinero faltante en las tarjetas que recibieron, Virgilio Andrade, director general de Bansefi, presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República, para que se investigara la posible clonación de los plásticos.

Dos días después, el 16 de noviembre pasado, la CNBV inició una investigación a Bansefi.

Fuente Reforma

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *