Entrega Del Mazo tarjetas de débito en Edomex para compra de votos

La organización ciudadana AHORA, que encabeza Emilio Álvarez Icaza, denunció ante el Instituto Nacional Electoral (INE) la entrega de tarjetas de débito en el Estado de México para favorecer al candidato del PRI, Alfredo del Mazo, en los comicios del próximo 4 de junio para elegir gobernador.

En un comunicado, AHORA informó que entregó al INE una de esas tarjetas “como prueba superviniente a la queja en materia de fiscalización que entregó el 15 de mayo en la Oficialía de Partes de esa autoridad electoral”.

Destacó que de acuerdo con la información recibida, esa tarjeta y otras muchas fueron entregadas por personal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, como parte de la campaña de Alfredo del Mazo, a fin de financiar su estructura de operación. Esos operadores estarían ofreciendo la incorporación a programas sociales (principalmente “el salario rosa”) a cambio del voto de los mexiquenses, sobre todo de mujeres, subrayó.

De acuerdo con la organización, el nuevo escrito se señala que las pruebas supervinientes referidas se presentan al INE, toda vez que, “como señalamos en nuestra queja, Alfredo Del Mazo Mazo, en su calidad de contendiente al gobierno del Estado de México –con la complicidad de Eruviel Ávila, Luis Videgaray y Gerardo Ruiz Esparza– pretende beneficiarse de su propio dolo a través de la utilización de mecanismos de dispersión con dinero en efectivo proveniente del erario público para pagar a la estructura del PRI que está operando en el Estado de México y se condicionan programas sociales a través de tarjetas de débito, violando flagrantemente la normatividad electoral, el principio de equidad que debe prevalecer en la competencia político-electoral, la tutela del derecho al voto libre, en consecuencia, la vigencia del sistema constitucional para garantizar elecciones libres y auténticas”.

En ese sentido, solicitó al INE que, en función de las atribuciones legales que tiene, requiera a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CBV) una serie de datos, como la información de la persona física o moral que abrió la cuenta de esa tarjeta; el número total de las tarjetas vinculadas a la cuenta; operaciones bancarias realizadas a partir de la cuenta; monto total de los recursos que han sido fondeados tanto a la tarjeta aportada como, en su caso, al resto de las tarjetas que formen parte de la misma; monto total de recursos dispersados a esas tarjetas; movimientos u operaciones que se han realizado con las tarjetas; si la persona que abrió la cuenta realizó la apertura de otras cuentas y, en razón de ello, si estas cuentas son de características similares a la cuenta vinculada con la tarjeta.

Precisó que recibió la tarjeta de débito en un sobre cerrado que además contenía un escrito en el que se explica qué ha venido pasado en el Estado de México alrededor de plásticos como ese. De ese escrito –apuntó– se desprende que el PRI está realizando la entrega de las tarjetas en el Estado de México en el marco del proceso electoral en que se renovará la gubernatura.

Siempre de acuerdo con la información recibida, agregó, la tarjeta fue entregada en una reunión con representantes del PRI realizada el pasado 31 de marzo, en la Escuela Pública Primaria Justo Sierra, ubicada en Oriente 31, entre Norte 1 y Norte 2, en la Colonia Reforma del Municipio de Nezahualcóyotl en el Estado de México, con código postal 57840.

Se informó que las tarjetas son entregadas desde febrero pasado a personas que tienen la función de promover el voto en favor del PRI, una vez que reúnen a diez personas y las llevan con los representantes del PRI que operan este mecanismo.

En esas tarjetas, el día 20 de cada mes se realizan depósitos por 2 mil pesos. Dichos depósitos se harían durante un periodo de cuatro meses, por lo que cada persona que tiene una tarjeta puede llegar a recibir 8 mil pesos.

A cambio del voto en favor del PRI se ofrece a las personas –principalmente mujeres– que al ganar Alfredo del Mazo Maza, candidato de la coalición que encabeza el PRI, serán las primeras en ser registradas como beneficiarias de los programas sociales que actualmente promueve el candidato, principalmente el del “salario rosa”, que consiste en la percepción de un pago de 1 mil 200 pesos bimestrales a las mujeres por el trabajo que realizan en sus hogares.

También se ofrece pagar 1 mil 500 pesos en efectivo a quienes realicen una reunión con diez personas para mostrarles un video que promociona al PRI y 500 pesos a quienes permitan colocar una manta del PRI en la fachada de su casa.

Fuente: Proceso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *